Voluntariado Internacional: Una experiencia que siempre había tenido en mi corazón

Después de casi veinte años viviendo lejos de mi tierra de origen, Sicilia, a mediados del año pasado decidí dar un giro a mi vida y volver a los orígenes y recomenzar todo desde allí!

Pero antes de volver a empezar y escribir un nuevo capítulo de mi vida, decidí hacer una experiencia que siempre había tenido en mi corazón, la del voluntariado internacional.

Y así, después de dejar todo lo que me ataba en Milán, me fui a Sudamérica.

Después de dos meses y medio en Costa Rica, donde estuve comprometida con un proyecto para la protección de las tortugas marinas, a finales de enero tomé un avión que me llevó a Perú.

Recién llegada a Ollantaytambo, un pequeño pueblo en medio del Valle Sagrado rodeado de los Andes y las ruinas incas, inmediatamente sentí una energía positiva, la casa que alberga a los voluntarios se encuentra a pocos minutos a pie de la plaza principal, allí me recibió Mayra, la coordinadora de nosotros voluntarios, que me conquistó con su sonrisa magnética.

Al día siguiente de mi llegada, fui inmediatamente incluida en el plan semanal de actividades. los voluntarios nos ocupamos de los niños con necesidades especiales, que viven en este maravilloso lugar, pero que por desgracia no puede ofrecerles la ayuda que necesitan.

Cada día los visitamos directamente en sus casas o los recogemos y los traemos a la casa donde vivimos todos juntos, hacemos terapias de rehabilitación con ellos, los ayudamos con las tareas de la escuela o simplemente jugamos con ellos para darles momentos de despreocupación que a menudo, a pesar de su tierna edad y que por las condiciones en que viven, no saben o deben dejar de lado para ayudar a mamá y papá en las actividades para el sustento de la familia.

Los momentos que he pasado con los niños son el recuerdo más precioso que siempre llevaré conmigo… Nelson, la energía pura, la captura de su mirada y su sonrisa es una gran recompensa; Benjamín, que me emocionó cuando un día comenzó a entonar “feliz cumpleaños”, cada pequeño progreso alcanzado es un logro para su futuro; Pocho, que tiene dos ojos negros que te conquistan y te transmiten toda la voluntad que tiene de aprender y saber lo que existe fuera de esa pequeña casa. Espero que pueda continuar los estudios porque ese pequeño hombrecito merece todo lo mejor de la vida.

Irene en terapia con Nelson

Son sólo algunos de los niños a los que he dedicado mi tiempo y que espero, aunque sea a mi manera, haber dado una ayuda. De lo que estoy segura, es que me han dado mucho a mí, y me han hecho reflexionar sobre la importancia de muchas cosas que a menudo damos por sentadas.

Irene jugando con Miguel Angel

¡GRACIAS, NIÑOS ESPECIALES!

About MySmallHelp Peru

MiPequeñaAyuda – MySmallHelp Peru is a non-profit organization founded on 2011, to support children and young adults with disabilities or low economic resources in the Cusco region by providing them access to basic education, health care and skills training.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.